¿Por qué me castigo?

La grasa se solidifica y forma armaduras en el cuerpo, la grasa en mis músculos no se integra y se acumula en zonas que es fácil expandirse para formar una envoltura aislante que no deja verme, no deja sentirme y mucho menos me permito ser tocado.

El hueso con estructura rígida y fuerte nos da soporte al esqueleto, el hueso soporta al músculo que se adhiere a él y le ayuda a moverse, ¿En qué parte de mis huesos y músculos no se soportan?¿No se toleran?¿Qué realmente me incomoda?¿ Por qué me castigo?

No grasa, no carbohidrato, no, no, no y más no; ¿Dónde acepte tantos “NO” en mi vida que ahora se convierten en mi preocupación?¿A qué me resisto y digo no y luego me enojo o me irrito?

Sigamos en la observación, al trascender las emociones y aceptarlas. Aprendamos a SANAR EL ALMA.

Acepto mi Cuerpo Emocional reconociendo mis juicios, trabajo en la transformación de lo que he adoptado y llevo en mi envoltura, sabiendo que es mi mejor vehículo para vivir aquí en la tierra, siento cada célula y elevo su vibración en Amor.

¿Te identificas? Para sentirnos bien, hay que comenzar desde el interior. Contáctame y trabajemos en tu sanación: contacto.claroazul@gmail.com.

5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s